viernes, 1 de diciembre de 2017

Detrás de las piedras, soledad.


13 comentarios:

Emiliano Blanco dijo...

Tal vez estén destinadas a otro fin, pero a mi me ha dado por pensar que de ellas sacarán unas lápidas para tapar otras soledades.
Buen fin de semana, Ángel.
Un abrazo.

Ana Manotas Cascos dijo...

Uff después del comentario de Emilio no se que decir, la foto me encanta y el título perfecto.

Fernando Álvarez Díaz dijo...

Y delante Ángel, la soledad está a veces rodeada de gente.Muy buena, tanto el encuadre como la limpieza del cielo son geniales.
Un abrazo

kwarkito dijo...

C'est très zen !!! J'aime beaucoup ce dénuement dans la photographie

Anaximandro dijo...

Todo lo que rodea a esas piedras transpira soledad. Solo queda el recuerdo de quien las puso ahí.
Un abrazo.

Miguel dijo...

Justo la presencia de esas piedras contribuye a que la sensación de soledad en ese paisaje vacío sea aún mayor, tanto detrás, como delante. Lo único que queda es pensar en quién y por qué las puso ahí, en medio de la nada.
Un abrazo,

Luis dijo...

En este caso, está claro que para alcanzar plenamente ese sentimiento de soledad, era imprescindible colocar las piedras en el centro y dar aire por lo alto para alcanzar la inmensidad de la mirada. Un acierto pleno. Un abrazo

Esmeralda dijo...

El formato cuadrado refuerza el grupo de piedras ... las soledades están muy presentes en la actualidad, incluso estando acompañados. La imagen una buena representación de ese estado

Abrazos

Jesús Castellano dijo...

Es bueno saber ver y apreciar la belleza de lo sencillo, bien observada esa soledad y bien expuesta en esta fotografía contemplativa.

Saludos.

H. FRAGUA dijo...

Inmensa!!

Ildefonso Robledo dijo...

Huyamos, huyamos... que esa soledad no nos alcance...
Buena imagen, amigo

Enrique Chapín dijo...

Como restos arqueológicos de lo que fue en su día, un recuerdo lejano y nada más, la soledad más absoluta.

Feliz semana, Ángel.

Marty dijo...

j'aime ce lieu désert où les pierres chauffent au soleil